Noticia publicada en el diariopresente.com.mx

MÉXICO NECESITA una nueva cultura de la seguridad, los mismo que una nueva economía y una nueva política en esta materia, advierte la ex subsecretaria de Gobernación, Socorro Díaz Palacios. Para estos mismos fines, señala, es indispensable combatir administrativa y penalmente toda desviación de recursos públicos. La ex legisladora y periodista, acudió ayer a Villahermosa presentar su libro “El huevo de la serpiente. El futuro de un Estado en crisis”.

Este columnista tuvo la oportunidad de participar como comentarista de la obra de Díaz Palacios, junto al economista Ismael Carvallo. Al evento acudió el gobernador Arturo Núñez, amigo personal de la autora del libro; lo mismo que el rector de la Universidad estatal, José Manuel Piña.

MÁS EFICACIA, MENOS RUIDO

PARA SOCORRO Díaz es necesario convertir la seguridad en un hecho comunitario, pero no al estilo de los grupos de autodefensa o la policía comunitaria armada, sino con medidas de auto cuidado; con una educación para la paz, contra la violencia, de prevención de las adicciones, desde los primeros años escolares. La seguridad pública y la educación están estrechamente vinculadas, señaló.

Criticó la confusión oficial de seguridad pública y seguridad nacional, el uso de los militares para tareas policiacas, que llegó a un abuso irresponsable durante el gobierno de Felipe Calderón.

Propuso integrar fondos de apoyo al empleo, a la educación, con lo decomisado a los narcotraficantes. En especial insistió en la importancia de combatir el lavado de dinero.

Ante una audiencia entre quienes se encontraban el secretario de Seguridad Pública, general Audomaro Martínez Zapata, y el titular de la Procuraduría estatal, Frenando Valenzuela, la también integrante del consejo consultivo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), expuso un a serie de medidas para prevenir y combatir la delincuencia. Algo que en su libro refiere como “manual de primeros auxilios”.

Escribió Socorro Díaz en “El huevo de la serpiente”: es imprescindible corregir el camino. “La drogadicción es un problema de tejido social y de salud pública, no un asunto de imaginerías virtuales que se convierten en decenas de muertos reales. No debes seguir siendo pretexto de un gobierno ineficiente, y esencialmente errático, para sembrar miedo en las calles, las casa y las conciencias de México”.

Usar el miedo como arma de control político, escribe Díaz Palacios, “es una canallada de la que ningún gobierno ha resultado indemne o salido impune”.

Alertó además que “la ruptura del tejido social” en nuestro país comenzó en el campo y se trasladó a las ciudades. Hay que revertir ese proceso.

Mucho más se dijo y me parece que hay que leer el libro. Daré cuenta en otra colaboración de mis impresiones de la obra. Por lo que hace a los comentarios de Ismael Carvallo, su participación se enfocó básicamente a comparar la estructura y el contenido de la obra de Socorro Díaz con los conceptos y trabajos previos de Antonio Gramsci, Andrés Molina Enríquez y Luis Cabrera, desde un enfoque académico y de interpretación política.

Recordó Carvallo a los escuchas que hay política de altura y pequeña política; hay acciones para resolver los problemas cotidianos, y debe haber gobierno para diseñar y administrar el futuro.

CUENTA REGRESIVA

SÓLO LA DIPUTADA Esther Alicia Dagdug (PRI) votó en contra. La Primera Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados elaboró un dictamen para reprobar la cuenta pública del 2012 del Poder Ejecutivo, encabezado por Andrés Granier.

Según los miembros de la Comisión citada hallaron 2 mil 376 observaciones que representa un recurso superior a los 5 mil millones de pesos no fueron solventados.

Se prevé que el dictamen sea llevado al pleno el martes o jueves de la semana próxima. Dagdug Lutzow –quien se ha destacado por cuestionar la administración de Arturo Núñez- adelantó que el predictamen es “contrario a derecho”.

La presidente de la Comisión, Neyda Beatriz García Martínez (PRD), sostuvo que la cuenta de Granier tiene “observaciones graves”. Integran también el grupo que votó inicialmente contra la cuenta pública estatal del 2012 los legisladores del PRD Olegario Montalvo, Araceli Madrigal y Noé Herrera; Francisco Castillo (PAN), Araceli Quevedo (Panal) y Patricio Bosch (PVEM). Se prevé que la mayoría solaztequista (19 diputados) avalarán el rechazo a la cuenta, los mismos que los representantes del PT y Movimiento Ciudadano. Los del PAN, PVEM y Panal ya adelantaron su voto.

El procedimiento que seguirá es una denuncia formal para que se proceda a la investigación y castigo a los responsables.

¿AHORA SÍ?

POCO MÁS de seis mil consejeros habilitados del PRI tabasqueño votarán mañana por su próximo presidente, tras permanecer prácticamente inactivos desde julio pasado al cumplirse un año de su derrota electoral y concluir el interinato de Francisco Herrera. Dos fueron las fórmulas registradas, una encabezada por Evaristo Hernández y otra por Erubiel Alonso.

Los resultados deberán conocerse el mismo domingo, a más tardar a las 19:00 horas. El PRI instaló un rudimentario sistema de resultados preliminares, aunque el universo de votantes es reducido en comparación a su presunta militancia. Responsable del proceso es una comisión encabezada por el ex rector Fredy Priego.

Sigue rondando la sombra de las impugnaciones, al tiempo que se cumplen los pronósticos: los más de 20 aspirantes terminaron haciendo sólo dos bloques.

AL MARGEN

QUIENES hacen cuentas alegres son los diputados federales del PRD Juan Manuel Fócil, Marcos Rosendo Medina y Gerardo Gaudiano. Aseguraron que Tabasco recibirá 3 mil millones de pesos más en su presupuesto de 2014, lo que llevaría el total a unos 38 mil millones. Sostuvieron también que la Conagua ejercerá 2 mil millones.

DEBE MANTENERSE en supervisión permanente el comité de protección civil, al mismo tiempo que se auxilia a los afectados por las inundaciones. Los municipios más afectados son Zapata, Nacajuca, Cárdenas, Jonuta, Macuspana, Balancán, Centla, Comalcalco, Jalapa, Jalpa y Tenosique. Ayer calculaban unos 80 mil afectados que requerían auxilios básicos.